Termómetro infrarrojo: ¿qué modelo elegir?

Si estás pensando en comprar uno, en este artículo completo te contamos todo lo que debes saber sobre estos aparatos para que hagas la mejor compra.

El termómetro infrarrojo

Un termómetro infrarrojo o pirómetro es un dispositivo diseñado para medir temperaturas superficiales por medio de la radiación infrarroja que emiten diversos cuerpos u objetos.

Este aparato tiene la peculiaridad de que realiza las mediciones sin la necesidad de entrar en contacto directo con los objetos y se calibra de acuerdo al material con el que esté compuesto la superficie a medir.

Los mejores termómetros infrarrojos

Para que el presupuesto que te hayas marcado no suponga un problema a la hora de adquirir uno de estos termómetros, el equipo de Lo-Mejor ha hecho una selección del mejor modelo de cada gama de precios junto con sus detalles.

La mejor relación calidad-precio

Es un multímetro digital clásico que mide corriente, tensión, frecuencia, diodo y circuito on-off en un rango de temperatura de 0 a 40º C. Cuenta con LCD con retroiluminación para facilitar la lectura e incluye protección de sobrecarga.

El mejor modelo de gama alta

Este termómetro sin contacto mide con precisión la temperatura entre -58º C y 1022º F con una precisión de ± 2º C/º F. Tiene una pantalla LCD a color y retroiluminada para facilitar la lectura de la temperatura. Ofrece comodidad de uso y tiene un diseño antideslizante.

El mejor modelo barato

Tiene un rango de medición entre 50º C – 420º C y funciona en superficies de cocción, tuberías de agua caliente, alimentos, entre otras. Tiene una precisión de 0º C a 420º C de ± 1,5° C; y de-50° C ~0° C de ± 3° C con un tiempo de respuesta de 0,5 seg. Tiene una función de apagado automático.

¿Por qué comprar un termómetro infrarrojo?

Son muchas las ventajas que ofrece un termómetro infrarrojo digital, bien sea para uso doméstico o para un uso enfocado a lo profesional.

La tecnología de estos aparatos permite tomar la temperatura sin la necesidad de tener contacto directo con los diferentes cuerpos u objetos, al contrario de lo que pasa con el termómetro de oído, por ejemplo.

Esto es de gran importancia para garantizar la seguridad del usuario, sobre todo, si se encuentra en una zona industrial donde los equipos y maquinaria trabajan con temperaturas muy elevadas y peligrosas y, por otro lado, si la persona a la que se debe tomar la temperatura tiene (o se sospecha que tiene) alguna enfermedad o virus contagioso.

Los termómetros infrarrojos son herramientas muy útiles, precisas y fáciles de utilizar que dan resultados con tiempos de respuesta considerablemente muy cortos.

Con este tipo de aparato de tamaño compacto, podrás conocer la temperatura de cualquier objeto de manera rápida y muy precisa.

Cabe destacar que estos dispositivos suelen ser muy económicos y existen diferentes tipos y modelos que se adaptan a tus necesidades específicas e incluso al material al que le desees tomar la temperatura. Por eso, te recomendamos que tengas claras tus necesidades y que, con la lectura de este artículo, encuentres qué modelo se adecua más a ellas.

WhatsApp chat